Ir a Home UBB
  ubiobio.cl > Exalumnos
Establecer página de Exalumnos como página de inicio Agregar a Favoritos Exalumnos UBB

Exalumno Destacado

Manuel Crisóstomo Soler :
Un ingeniero UBB que da la cara por la luz

Apenas terminó su enseñanza media en el Colegio Salesianos de Concepción, y tras rendir la prueba de aptitud académica, ingresó a la carrera de Ingeniería de Ejecución en Electricidad. Manuel Crisóstomo Soler no dudó en encauzar así su afición de niño y adolescente a armar circuitos y efectos de luces y sonido. Para hacerlo, escogió la Universidad del Bío-Bío, porque está cerca de la casa donde vivía con sus padres, lo que le permitía conjugar fácilmente el estudio con la vida familiar.

El valor del esfuerzo

Han pasado alrededor de 20 años y hoy tampoco parece dudar de lo acertado de su decisión de entonces. No oculta su orgullo de ser un ingeniero eléctrico titulado en la UBB. “Además de sus sólidos conocimientos, los egresados de esta Universidad tienen un perfil que los distingue. Como, por lo general, son profesionales a los que les ha costado seguir una carrera universitaria, saben valorar el esfuerzo. Eso les da una característica personal y humana que los hace fácilmente reconocibles”, señala.

De sus años universitarios, conserva gratos recuerdos. “Me acuerdo de varios profesores. De Víctor Vega, Rolando Lara, Eugenio Wernekinck, Raúl Vera, con quien se daba una relación casi de amistad”, expresa.

Al ingresar a la Universidad –añade- se sintió más libre, menos dependiente de la familia, pero consciente de sus responsabilidades frente al estudio y los deberes académicos. “Cuando estás en la U, de ti depende tu propio destino”, dice recordando que muchos de sus compañeros quedaron en el camino: Del más de centenar de jóvenes que entraron junto con él a primer año, se titularon poco menos de 30.

Bueno para el discurso

Sus años en la UBB fueron también una época de gran agitación política, indica. Él era “bueno para el discurso” y muy sensible a los temas sociales, idealista, con ganas de cambiar el país y mejorar las condiciones de vida de los más pobres. Participaba en las actividades y movimientos estudiantiles y fue delegado del centro de alumnos de su carrera.

Se daba tiempo para todo. Practicaba deporte, se desempeñó como alumno ayudante en varias asignaturas e hizo práctica durante los tres últimos veranos de su vida universitaria. Pero aún así siente que podría haber hecho más. “Me habría gustado participar en algún proyecto de investigación o de extensión; colaborar con la Universidad en su rol frente a la comunidad”, afirma. Es que ahora, ya profesional, estima que la UBB debería proyectarse más. “La noto muy silenciosa. Hay áreasen las que se han desarrollado investigaciones y proyectos que prácticamente no se conocen. Hace falta una mayor vinculación con el medio, mantener el contacto con los ex alumnos”, sentencia.

Aprovecha, también, de deslizar una sugerencia a quienes dirigen la Universidad. “Ojalá que se construyera hacia arriba, para no quitar espacio a los hermosos jardines y áreas verdes del Campus, de los que gran parte de los egresados conservamos tantos recuerdos”, indica.

En la CGE

Crisóstomo se tituló en 1989 y trabajó primero en la Pesquera Iquique, en el rediseño eléctrico de un buque factoría. “Estuve siete meses a bordo, trabajando día y noche. Fue una experiencia muy linda, inolvidable”, expresa.

De allí pasó a la Compañía General de Electricidad, como supervisor en el área comercial, en Concepción. Después estuvo en las oficinas de la Compañía en Talcahuano, luego en Coronel y Rancagua, de donde regresó a la capital penquista. Actualmente, y desde hace cinco años, ocupa el cargo de Sub Administrador Comercial de la Compañía General de Electricidad en la zona.

Como ejecutivo de la CGE le toca compartir con varios egresados de la Universidad del Bío-Bío y puede comprobar a diario “ese sello de la UBB” que según él los identifica. Su rostro se ha hecho conocido porque a él le corresponde enfrentar a los medios de comunicación y responder las consultas periodísticas cuando se produce alguna situación que afecta el suministro eléctrico en la región. “Me toca dar la cara y aparecer en los diarios y la televisión. Por eso mis ex compañeros saben en qué estoy y me llaman. Pero, en realidad, la mayoría también está trabajando muy bien, en cargos y actividades relacionados con la carrera que estudiaron”, concluye.


Otros Exalumnos

Patricio Gálvez Bertín:
Un ingeniero comercial formado para superar desafíos

Manuel Crisóstomo Soler:
Un ingeniero UBB que da la cara por la luz

Rodrigo Díaz Alarcón:
Un Arquitecto en el corazón de Cataluña

Claudio Sáez Fuentes:
De alumno atípico a director de un instituto profesional

Emilio Uribe Coloma
Ingeniero en maderas formado para adaptarse al cambio

Rodrigo Peñailillo Briceño
Un ingeniero comercial UBB a cargo del Gobierno Provincial de Arauco

Roberto Goycoolea Prado
Un arquitecto que hace carrera en España

Nuestra Universidad | Carreras | Postgrado | Arte&Cultura | Contactos